Mostrando entradas con la etiqueta Débora Goldstern. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Débora Goldstern. Mostrar todas las entradas

martes, 28 de abril de 2015

Fernando Gabriel Maidana - De Profundis - Entrevista Exclusiva - Débora Goldstern

Fernando Gabriel Maidana 
“De Profundis” -Entrevista Exclusiva 
Débora Goldstern©

Fernando Gabriel Maidana

Hoy Crónica Subterránea quiere dar una vuelta de tuerca a sus ya clásicos reportajes, para introducir al lector en una atmósfera onírica y de vuelo muy personal, que tiene como protagonista a un artista argentino, Fernando Gabriel Maidana.

Dueño de una particular visión, este talento de exportación nacional, derrocha en cada pincelada imágenes imposibles, postales de mundos olvidados surgidos de la memoria inconsciente, y que Maidana plasma con maestría dejando sin aliento al observador.

Como el lector imagina nuestra elección no obedece al azar, sino que nuestro entrevistado suele incursionar por los espacios esotéricos en busca de inspiración, lecturas que luego vuelca en la realización de algunos de sus impresionantes cuadros.

Esta última característica fue el factor determinante para invitarlo a ser parte de este reportaje, que sin duda no pasará desapercibido a los seguidores del blog.


Pregunta inicial obligada ¿Cómo surgió esta vocación?
Desde chico me pasaba todo el tiempo dibujando, no hacía otra cosa. En un principio quise ser caricaturista, pero un día, mientras miraba un libro de arte me topé con un maravilloso cuadro de Salvador Dalí, “Pesca del Atún”, quedé fascinado. A partir de ahí sentí que ese era el camino a seguir, fue como una revelación, que me llevó a los dieciocho años a iniciarme en el estudio del arte. Enlace

Algunos críticos definen tu arte como “surrealismo gótico” ¿Te identifica el término, o sentís te limita?
En realidad no sabría como catalogar el estilo de mis cuadros. Algunos críticos lo clasifican como surrealismo gótico, hay quiénes también lo ven como expresionismo, otros lo denominan surrealismo pop, o simplemente arte fantástico. En el fondo creo mis pinturas tienen un poco de todo, hay una influencia de cada cosa, pero sigo sin tener una definición completa acerca de mi arte.

Una de tus obras remite al gran Hieronymus Bosch, más conocido como “El Bosco”, a quién muchos consideran un verdadero iniciado en el esoterismo oculto, centrado especialmente en los conocimientos de orden alquímico. Tengo entendido sos un gran admirador de su obra, así como un estudioso de su enigmática vida ¿Qué opinión te merece su legado, y cuánta influencia asignás, en el desarrollo de tu propio estilo?
Soy un gran admirador del Bosco, y ese cuadro fue mi pequeño homenaje al maestro holandés. No existe demasiada información sobre su vida, pero se decía perteneció a una secta muy popular en la Edad Media, llamada la “Hermandad del Espíritu Libre”, cuyos miembros realizaban grandes orgías sexuales, con el fin de alcanzar un cierto grado de éxtasis para si acercarse más a Dios. Sin duda un artista fascinante, enigmático que conoció bien la naturaleza humana, todo un genio, precursor además del surrealismo. Su tríptico “El Jardín de las Delicias”, está repleto de simbolismos, por ejemplo: se ve un laúd lira que representa seres andróginos, fresas gigantes como símbolos del sexo en descomposición. Creo que mis pinturas dan nueva vida a sus míticos monstruos.

Tus primeros lienzos muestran una faceta oscura, cargada de simbolismo fantástico, donde la mayoría de tus personajes se someten al sufrimiento como una forma de alcanzar el éxtasis vital. Una primera reflexión diría que: -para crear es necesario descender a los abismos del alma- ¿Coincidís?
Sí, es cierto. Repasando la historia de grandes artistas, caso Van Gogh, vemos como éste sufrió mucho a causa de su esquizofrenia, llevándolo a tener fuertes crisis, lo cual no impidió realizará en ese estado algunos de sus mejores lienzos. Otro ejemplo lo tenemos con Edgard Allan Poe, quién fuera en vida un depresivo adicto a las drogas y alcohol, situación que se agravó con el fallecimiento de su esposa. El consumo de opio le producía terroríficas alucinaciones, cuyas visiones luego volcaba en sus famosas narraciones. Durante el desarrollo mis primeros cuadros en lo personal me encontraba atravesando por una profunda depresión, donde sentía mi mente era un caos, y con ausencia de todo futuro posible para mi arte. Ese estado anímico incidió en que mis primeros lienzos, se vieran plagados de grotescos personajes, en su mayoría solitarios, sumidos en la oscuridad absoluta, y sin vislumbrarse ninguna esperanza para los mismos.

Hablemos de lecturas. ¿Cuáles son tus autores de cabecera? Dentro del campo de la literatura me inclino por el género del terror. Autores como H.P. Lovecraft, Edgard Allan Poe, así como Bram Stoker, tienen una gran ascendencia en mi lectura diaria. Divulgadores de corte ocultista también ocupan mi tiempo, y generalmente suelo adentrarme en las obras de H.P. Blavatasky, Eliphas Levi así como de Aleister Crowley.
Además del Bosco, en tus primeros ensayos pictóricos hay una clara vinculación con otro artista legendario, el suizo H.R Giger, creador de Alien.Giger es uno de los principales maestros del género fantástico, seguido por muchos jóvenes, siendo además, un artista muy admirado por la escena gótica. No hay duda que su trabajo sigue inspirando a las nuevas generaciones, que encuentran en su estilo una clara identificación, definitivamente en mi caso es un referente también importante.

El ocultismo de escuela parece ocupar un lugar esencial en tus obras. Un observador atento diría que para transitar ciertos estados alterados, es necesario nutrirse de este material considerado por algunos como subversivo por sus interpretaciones crípticas, y hasta cierto punto indescifrable. Sin embargo, en el mundo del arte donde la pintura ocupa un sitio de privilegio, esta última parece encajar bien con estos conceptos esotéricos, que en la actualidad resultan tan poco comprendidos. El ocultismo siempre fue mi principal fuente de inspiración, aunque en lo personal me considero un aficionado en el tema. Siento que es imprescindible que éste ocupe una lugar destacado en mis obra, aunque no reconozco no soy el único artista que se nutre del mismo.

Dentro del escenario argentino pictórico, la mayoría de las obras conocidas se definen por su aire costumbrista, y de neto corte local. Claro que existieron algunos rupturistas, como el caso de Xul Solar, quién también estuvo muy relacionado a los movimientos vanguardista de la época, siendo además un esoterista consumado. En tu caso personal ¿sentís aceptación con tus trabajos, o crees sigue predominando una esencia argentina, que en el factor arte no se aparta del estilo conservador cultivado desde principio de siglo? 
Siento satisfacción porque mis obras, ya que a pesar de su complejidad, fueron bien recibidas por colegas y críticos locales, para nada familiarizados con este tipo de arte. Una vez sin embargo tuve un problema con una Galería -de la cual me reservo el nombre-, que se sintió molesta por un cuadro en el cual plasmé un hombre crucificado, con dos súcubos lamiendo su parte íntima. Definitivamente era una crítica a la religión católica, que a los curadores les pareció demasiado audaz, llegando a denominar el trabajo como pornográfico, por lo cual se me sugirió “retocara ciertas partes”, en un claro intento de censura. Y es que los inquisidores aún andan sueltos, más en este tipo de trabajo que rompe con los paradigmas tradicionales.

Pasemos a tu obra actual. En esta nueva etapa, asistimos al abandono del claro oscuro de tus comienzos, dando paso a un colorido deslumbrante, aunque sin perder ese toque onírico tan característico, que es una de las marcas registradas de tu trabajo. ¿A qué obedece el cambio?
Me gusta experimentar cosas nuevas, aunque sigo fiel a la temática de siempre. El colorido se debe a que en el presente siento un poco más de optimismo, y trato de darle color no solo a mis cuadros, sino también a mi propia vida.

Supongo que muchos artistas joven se van identificar con tu visión en este reportaje. ¿Qué recomendarías a los nuevos valores emergentes?
¡No recomiendo absolutamente nada!

Fernando Gabriel Maidana
Infinitas Gracias!